Implantes Salinos o Implantes de Silicona

Otra de las preguntas frecuentes con respecto a la cirugía de aumento mamario tiene que ver con el tipo de implante: implante salino o de silicona. Con el fin de aclarar un poco las dudas frente al tema, pasaremos a explicar un poco de que se trata cada uno. 
Un implante de solución salina es parecido a un globo con agua dentro, por lo tanto no posee la naturalidad y consistencia del tejido mamario. A su vez, al no tener una estructura interna que la sostenga, el implante mamario se hunde en su parte superior y también tiende a arrugarse.


Implante Salino e Implante de Silicona

Un implante de silicona tiende a aproximarse más al busto natural, este implante consta de un relleno grueso, semi cohesivo y que contiene una consistencia parecida al de una gelatina. Normalmente este tipo de implante se les recomienda a aquellas personas que no tienen mucho tejido mamario, ya que ofrecen al tacto una sensación más natural. Otra de las diferencias entre implantes salinos y de silicona es que los salinos pueden rellenarse una vez colocados, por el contrario los implantes de silicona ya vienen rellenos de fabrica. 
En los años 90 luego de una serie de complicaciones con los implantes utilizados en esa época, la FDA se encargó de revisar con mayor precaución y en el 2006 y luego de numerosos experimentos y pruebas clínicas, se aprobó la nueva generación de implantes de silicona. Entre las marcas mas destacadas que fueron aprobadas por la FDA, se encuentran Allergan, seguida por Mentor y otras.